La difícil situación de Valencia

José Bau 7 abril 2017 0

Anochecer, que actualmente se llama Anochecer en la red, nace en los años ochenta y noventa del pasado siglo XX.
Una de sus fuentes, como he comentado en alguna ocasión, es el rol. Los juegos de rol y más concretamente un intento de crear un juego de rol en un entorno ciberpunk, al estilo de la novela de William Gibson, Neuromante.
La otra fuente es Valencia. No solo por la ubicación física dónde se desarrolló el juego, también por mi implicación en la vida política de aquellos momentos. Personalmente no tenía ninguna intención de dedicarme a la política como tal, pero eran tantas las cosas que no estaban bien… no es que hoy día estén mejor, en eso, como en tantas cosas, no podemos decir que hayan mejorado.

Empecé por entrar en la delegación de alumnos de la facultad, pero una cosa llevó a otra. Aunque en la politécnica no se vivía la profunda politización de una izquierda esquizofrénica, sobre la hablaré más adelante, y se actuaba de forma personal e individual, tarde o temprano entrabas en contacto con representantes de la otra universidad. “La Literaria”, como la llamábamos nosotros, o la universidad de Estudios Generales, como es su nombre oficial, estaba profundamente desgarrada en dos bandos irreconciliables: De un lado el BEA (Bloc de Estudiants Agermanats) y del otro Alternativa Universitaria. Los primeros supuestamente inspirados en la revuelta de las Germanias contra el Rey Carlos I, nieto de Fernando el Católico, olvidaron, sin embargo, que esa no se trató de una rebelión independentista sino burguesa, y eso es también parte de su esquizofrenia. Lo mismo que presentarse como un sindicato revolucionario cuando no solo contaban con el apoyo técnico y económico del rector Ramón Lapiedra sino que también apoyamos los mismos planteamientos políticos.
Alternativa, por contra, nace en oposición al rectorado y su política de sumisión al imperialismo catalanista. Como un conjunto de “buenos chicos”, pese a que la mayoría son solo estudiantes de derecho y no abogados en ejercicio, luchan contra la universidad desde la legalidad y la argumentación ganándole multitud de pleitos… ello no quita para que muchos de sus miembros, cuando hay algaradas, que las había desde mucho antes de la constitución del sindicato, actúen en ellas a título personal, o como miembros de otra organización no universitaria: El Grup d’accio Valencianista.
Pero de ellos seguiremos hablando el próximo viernes…


Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina