Anarcocapitalismo y Caos

José Bau 28 Marzo 2017 0


Anarcocapitalismo y Caos

En la ciencia ficción los postulados científicos no tienen por qué ser ciertos… pero deben ser coherentes. Así yo puedo plantear que existe un «salto hiperespacial», aun siendo este contrario a la teoría de la relatividad de Einstein, si soy capaz de justificarlo (o de copiar la justificación de otro que ya la haya realizado) bien medite una nueva teoría física, bien mediante los descuadres y desacuerdos entre la física relevista y la física cuántica.

Lo mismo pasa en la parte social: una persona, una sociedad, un grupo o un país no van a cambiar de actitud por qué sí. Es necesario que alguien o algo les impulse en un determinado cambio.

A mediados de los noventa la batalla de Valencia había concluido. Tenía cien años por delante para justificar la sociedad en la que mis jugadores de rol se movían y que se describe en Anochecer en la red, una sociedad en la que una Valencia semiindependiente mantiene sus lazos solo con España por intereses económicos (la independencia total es causa de la expulsión de la Unión Europea —en la primera versión Confederación europea—) pero los emocionales y políticos se han roto por la desafección de un gobierno nacional traidor que ha entregado el territorio valenciano a la república independiente de Cataluña (junto con Murcia, Baleares y parte de Aragón) provocando el levantamiento y la lucha por la independencia valenciana.

Al borde del Caos de José Bau

Esta lucha lleva a que un grupo de empresarios se hagan con el poder, costeando las milicias (mercenarios) que liberan Valencia y que son la base del ejército independiente valenciano, el único que realmente garantiza la independencia y una posición de fuerza frente al invasor del norte y al traidor castellano (o gobierno nacional), como se le llama en la Valencia de finales del siglo XXI.

Pero necesitaba una motivación, algo que moviese a los diferentes grupos a la acción. Estaba claro que el nacionalismo catalán no necesitaba de justificación, que poco a poco se iría haciendo más radical hasta llegar a la independencia (lo mismo, aunque interviene menos en la acción que el nacionalismo vasco) y lo que es peor aún un imperialismo que les da la categoría de «nazionalistas», así con z, que nunca han disimulado. Esa motivación la encontré desplazando el liderazgo del independentismo hacía el partido más anticapitalista del momento: ERC.

Una ERC radicalizada que invade el Rosellón, Valencia y Baleares y que en todos los territorios nacionaliza sin compensaciones todas las industrias existentes, lo que da la motivación a la burguesía, a los empresarios valencianos, para unirse al valencianismo y formar el ejército de liberación cuya historia leer en Al borde del Caos.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina