Anarcocapitalismo y Caos

José Bau 6 Febrero 2017 0

Anarcocapitalismo y Caos

La semana pasada repasamos algunos ejemplos históricos en los que compañías privadas en algunos casos y públicas en otros, pero con estructura y entidad de sociedades y no de cuerpos de la administración de un estado tomaron el control de territorios y sirvieron como base para la mayoría de los grandes imperios coloniales europeos. Esa fue mi inspiración para las primeras partidas de La Conquista del espacio en las que las colonias lunar y marciana estaban en manos de compañías privadas. Pronto surgió el reto de trasladar ese mundo a una situación distópica en el planeta Tierra, antes incluso de la conquista. Fruto de ese reto nacieron dos eventos históricos. Aunque su nacimiento fue inverso a su ubicación en la historia humana, desde el punto de vista de ello podemos decir que el nacimiento del sistema está en Al borde del Caos mientras que en Anochecer en la red asistimos al conflicto entre el territorio controlado por los complejos empresariales y el controlado por una partidocracia, no siempre democrática.

Al borde del Caos de José Bau


La historia se creó en los años 90 del pasado siglo. El punto de partida para La conquista del espacio era el, entonces lejano fin del calendario maya de 2012, aunque en realidad no pasaba nada en dicha fecha sí movía a la acción a las empresas que, en secreto, preparaban un refugio lunar e incluso enviaban sondas robotizadas a Marte con el fin de preparar un refugio alternativo. Sin embargo, los estado preocupados por otros problemas desatendían el espacio “lejano” concentrándose en el cercano, en la órbita de la tierra y en la colocación de satélites, en especial espías militares, mientras las empresas coloniales disimulaban sus lanzamientos como para la colocación de satélites de comunicaciones y televisión o bien de búsqueda de recursos. En la mayoría de los casos, la necesidad de ocultar el verdadero propósito hacia que, a diferencia de los lanzamientos espaciales de los años 60 y 70, estos fueran solo de ida, sin medios para retornar. Claro que tampoco lo necesitaban dado que los envíos robóticos están encaminados a la creación de un refugio permanente y los materiales restantes de ellos pueden permitir a los primeros humanos, que permanecen tiempo continuado en la Luna, construir sus propios medios de lanzamiento: la catapulta Lunar. Sin embargo, defender lo conseguido llevará al caos.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina