Las veleidades totalitarias y el Caos

José Bau 10 Agosto 2016 0

Las veleidades totalitarias y el Caos

La semana pasada dejaba la segunda república española al borde de la guerra civil, en el relato de los hechos históricos en los que me basé como ejemplo para la saga del Caos, hecho que si en la primera república duraron apenas unos meses (revolución cantonalista y golpe de Pavía, un año y poco si lo extendemos hasta el de Martínez Campos) a una década (pues los disturbios empezaron tras la propia proclamación en 1931, siguieron con el fallido golpe de Sanjurjo, la revolución de 1934, los nuevos disturbios y enfrentamientos tras las elecciones de febrero de 1936… y la propia guerra civil) pero de esta década nos falta repasar los últimos tres años, los más sangrientos y no únicamente por las muertes causadas por la guerra y la rebelión militar.


Al borde del Caos de José Bau
Cuenta que la noche del 17de julio cuando un periodista dijo al presidente del gobierno Santiago Casares Quiroga que los militares se habían levantado en África, él contestó «Pues muy bien, yo me voy a acostar ». No sé si esa anécdota es cierta o si simplemente Casares creía que al no ser en Madrid el golpe no iba a triunfar, pese a los precedentes anteriores: Martínez Campos en Sagunto en 1874, Miguel Primo de Rivera en Barcelona en 1923… y bastantes más anteriores en los reinados de Fernando VII e Isabel II. El caso es que por negligencia a la hora de actuar contra el golpe, lo que casaría con la citada frase, por sospechas de incapacidad o por las múltiples peleas internas del bando vencedor de las elecciones de 1936 el mismo 18 de julio Casares Quiroga dimite y es nombrado jefe del gobierno Martínez Barrio que era, en ese momento presidente de las Cortes, que lo siguió siendo durante el día de presidencia del gobierno y que lo fue después hasta la caída de la república. Y digo durante el día, pues entonces los tiempos políticos eran más rápidos ya que bastaba el nombramiento por parte del Presidente de la Republica, sin necesitar la aprobación parlamentaria, quizás uno de los motivos por los que nuestra Constitución actual contempla tan complicado y lento sistema de aprobación parlamentaria.
El caso es que el día 19 dimitió Martínez Barrio y el día 20 Azaña encomienda la formación de gobierno a José Giral. Como vemos todo un ejemplo de estabilidad que se mantendría en muchos aspectos de la guerra civil.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina