Machismo y fantasía épica

José Bau 24 Octubre 2007 19

Es un hecho social que los hombres son más fuertes que las mujeres. Esta frase es muy discutida, así que la voy a puntualizar:

Más fuertes: en el sentido única y literalmente de fuerza física, no hablamos de fuerza moral o espiritual, ni siquiera de resistencia biología o longevidad. Pura y dura fuerza física: la capacidad de levantar o mover un objeto pesado.

“hecho social”: Como decía Isaac Asimov en boca de su personaje Hari Seldon en Fundación: “Las leyes sociales, al igual que las de la física o la química, son de carácter estadístico. Lo que pasa es que mientras que tenemos ciento de miles de billones de átomos interactuado en un reducido espacio en toda la galaxia tan solo tenemos unos pocos miles de millones de humanos.” Sé que esta explicación la rebatirán los físicos y químicos, exactamente igual que muchas feministas dicen que no puedo afirmar que el hombre es mas fuerte que la mujer porque puede haber alguna mujer mas fuerte que algún hombre. Pero les guste o no a químicos y físicos el propio principio de incertidumbre de Heisenberg establece que no podemos saber la reacción de un átomo individual. Otro ejemplo es la formulación de equilibrio del oxigeno donde ante una reacción que da como resultado oxigeno atómico se sabe que parte de este (no recuerdo ahora la proporción) se combinara en forma de pares de átomos creando oxigeno molecular pero otra parte se unirá a tríos formando ozono. Estos son leyes estadísticas, obtenidas de la experimentación en la que los resultados que se alejan demasiado de la normal son simplemente desechados como errores de medida.

De manera que mi frase inicial podía quedar explicada diciendo que biológicamente la media de fuerza física corporal de los hombres es mayor que la media de fuerza física corporal de las mujeres.

Y esto ha tenido influencia en la historia humana y en las sociedades que estos han formado. Lo mismo que en la biología y la evolución, de forma que ante una mujer demasiado fuerte o un hombre demasiado débil (que son, en determinadas circunstancias, considerados como una mujer andrógina y un hombre femenino por algunos médicos o biólogos) la reproducción es social, en unos casos, y biológicamente, en otros, más difícil.

 

De manera que mi frase inicial podía quedar explicada diciendo que biológicamente la media de fuerza física corporal de los hombres es mayor que la media de fuerza física corporal de las mujeres.

Y esto ha tenido influencia en la historia humana y en las sociedades que estos han formado. Lo mismo que en la biología y la evolución, de forma que ante una mujer demasiado fuerte o un hombre demasiado débil (que son, en determinadas circunstancias, considerados como una mujer andrógina y un hombre femenino por algunos médicos o biólogos) la reproducción es social, en unos casos, y biológicamente, en otros, más difícil.

Modelos femeninas desfilando con sintomas leves de anorexia Nos guste o no, a lo largo de la historia, han sido los varones los que han llevado el peso del ejercito y las acciones violentas y que requerían mas fuerza en sus espaldas. Aun hoy día, en unos ejércitos supertecnificados y donde la fuerza bruta ya no es tan importante siguen siendo una mayoría destacada los hombres en las fuerzas armadas de todos los países. Solo algunos muy necesitados de ello, como Israel, tienen un servicio militar igual y obligatoria para ambos sexos(1). En el resto, en la mayoría el servicio militar es obligatorio para los varones, o no es obligatorio… y aun así la cantidad de mujeres que prestan servicio en filas no es equiparable a su porcentaje social. Y lo mismo podemos decir de otros cuerpos armados, como las unidades de policía.

Incluso centrándonos en lo puramente social, en esta igualitaria sociedad, que con el lado izquierdo de la boca dice que somos iguales con el contrario hace claras distinciones, dándonos un ideal de belleza femenina, al menos así lo presentan en las modelos profesionales, que raya, si no entra dentro plenamente, de la anorexia mientras que el canon de belleza masculina es, principalmente, musculado, como podemos ver en las dos imágenes con fotos de modelos.Foto de dos modelos masculinos musculosos. Cosmotilan TV.

Esta situación, hoy mantenida, era mucho mas acentuada en la antigüedad, donde hacia falta un brazo fuerte para empuñar un arma, sea esta espada, mazo, tridente o lanza. Incluso para tensar un arco hace falta bastante fuerza, recordemos si no en la obra cumbre de la fantasía griega, “La Odisea” que finalmente Penélope reconoce a su marido Odiseo (Ulises) por ser el único hombre capaz de tensar el arco que este usaba en la guerra… Acerca de cómo el arco llego tempranamente desde Troya mientras que Ulises no, teniendo que pasar mil y una historias y combates con dioses, demonios y demás criaturas antes de llegar a casa, Homero no manifiesta nada.


Incluso en las leyendas y mitologías de la antigüedad, cuando una mujer tomaba el camino de la guerra renunciaba a su feminidad. Así nos cuenta Platón que las amazonas se cortaban un pecho y no solo eso, sino que al vivir sin hombres no procreaban dedicándose a secuestrar niñas de poblados limítrofes: es decir renunciaban a su faceta femenina de la maternidad.

Pero Evidentemente no hay fantasía épica de corte primitivista que coherentemente pueda poner en la misma posición de fuerza a hombres y mujeres. Con una cultura y sociedad previas a la estatalizacion de la religión que significo el Estado Romano (República incluida) podemos considerar en nuestra obra de fantasía un mundo donde los hombres y las mujeres se reparten los papeles sociales: Ellos el ejercito y por ende la política y ellas la moral y por tanto la religión. De este modo nos lo cuentan en obras griegas, o anteriores, donde vemos como se describe la existencia de sacerdotisas encargadas de la religión, la moral y el poder oracular. Cierto es que en muchos de estos pueblos también había sacerdotes, pero estos, como en Egipto, tenían misiones más mundanas, siendo los conservadores del grano y el trigo y manteniéndose líneas de poder separadas.

Fue la religión oficial del estado romano la que instituyo un “Pontifex Maximus” (pontífice máximo) al que quedaban subordinados los sacerdotes y sacerdotisas de todos los cultos romanos y que fue relegando al sacerdocio femenino, aun antes de la aparición del cristianismo, a la reclusión (vestales) o a la simple verificación mediante las matronas de la virginidad de la novia en sus primeros esponsales.

Obras hay, antiguas y modernas que respetan esta predominancia del varón en las culturas primitivas… y obras que no. Obras que, nacidas de juegos de rol, en algunos casos, y de una sociedad igualitaria en la mayoría pretenden mostrarnos a intrépidas jovencitas en busca de fortuna que combaten con éxito al lado de y frente a feroces guerreros… nada mas alejado de la realidad. En un mundo con magia o sin ella y una jovencita con magia o sin ella, salvo por una extraña conjunción orbital, seria rápidamente violada y maltratada por aquellos que, en teoría, eran sus compañeros de armas, en la primera oportunidad que tuvieran. Ninguna obra clásica, fantástica o no tiene este dilema: así Eneas es el líder del grupo que fundo lacio y no ninguna de las mujeres del mismo, que supongo las hubo, ya que crearon un pueblo. Ulises y no Penélope es quien lleva a cabo su viaje accidentado para regresar a casa por haber ido a la guerra.

A modo de conclusión y aunque no sea políticamente correcto quiero desde aquí revindicar que en la fantasía épica, al menos en los mundos antiguos, el dominio de un sexo sobre otro tiene una razón histórica y biológica, que no la igualdad.

¿Es preferible la corrección política a la corrección histórica? En mi opinión no pero como indica la categoría por la que habrás llegado aquí esto es un tema para el debate

 

(1) Y si hay otro lo desconozco, pero estoy abierto a nuevos datos.

Búsquedas Relacionadas:

  • machismo nas obras de fantasia

19 Comments »

  1. damaris quiquia 9 Abril 2008 at 1:07 - Reply

    Bueno estas buenos los modelos pero no hay muchas fotos para mas chicas y chicos nada mas y despues todo esta bien muchos besos para todos

  2. Lustorgan 10 Abril 2008 at 1:52 - Reply

    Las fotos son un simple ejemplo del machismo actual en el mundo de la moda.

  3. Javier V 11 Febrero 2009 at 16:38 - Reply

    Ls verdad es que se aplicaba en la literatura de vez en cuando una intervención de mujeres pero sí, en una sociedad tan machista como la de los antiguos pueblos grecolatinos y las sociedades medievales posteriores era incompatible que una mujer fuera a la guerra, aunque lo hiciera suplantando a un hombre o porque sus hermanos hubieran muerto y sólo ella pudiera ir en la familia. Sencillamente las mujeres, en el mejor de los casos, tenían su papel de damas cuando abandonaban una posición de guerra pero, efectivamente, si hubieran ido de damas en ese mundo, las habrían violado. También es cierto que los tiempos han cambiado y que ahora la idea de una mujer que lucha y es casi tan fuerte como un hombre o tan fuerte como él e incluso más resulta perfectamente compatible con una imagen de lo que en la época se consideraría dama y que ahora sería el tener una vida personal con amorios, amistades y plenas relaciones de igualdad en la mayor medida posible. La épica tampoco ha sido nunca un genero literario puramente historico y ha ido evolucionando de manera sorprendente e irreal según las épocas. Había épocas en las que se alteró por completo el tópico primitivo, convertido en los tiempos de la épica primitiva en parte de la concepción filosófica y social, de los extremos físicos y la fealdad como maldad.

    Es decir, que se pasó a incluir en la épica a un gigante, que también se les veía como feos, como aliado de la fe cristiana cuando se consideraba antes de aquello siempre a los gigantes seres malvados, más demoniacos o paganos que cercanos a la bondad y la fe cristiana. Y no nos engañemos, los caballeros de las novelas de caballería tenían poco que ver con los caballeros de la nobleza feudal; sobretodo en eso de ser buenos y bondadosos.

    En ese sentido veo normal que la épica vaya evolucionando y me parece bien que así sea. Opino que una evolución moral es habitual en la épica fantastica y no por ello se pierde el elemento esencial de una épica fantastica.

    Respecto al machismo en la moda, estoy de acuerdo en que los patrones siguen correspondiendose a los de una realidad de valores por rol tradicional social. Y tus explicaciones sobre la realidad historica me parecen muy acertadas.

  4. Lustorgan 15 Febrero 2009 at 0:18 - Reply

    Muchas gracias por tu comentario, aunque me parece traslucir del mismo que eres partidario de sacrificar la historicidad a la moda. ¿No es así?

  5. Celewen 12 Marzo 2009 at 17:23 - Reply

    Tus comentarios me parecen acertados, y sinembargo, sesgados. La realidad es un continuo, y nosotros partimos ese continuo para explicarla, así, se puede extraer una conclusión perfectamente válida como la de que “biológicamente la media de fuerza física corporal de los hombres es mayor que la media de fuerza física corporal de las mujeres”, pero la realidad no acaba aquí ni mucho menos. Digo que tus comentarios me parecen sesgados porque dejas de lado otras muchas tantas realidades.
    Estoy de acuerdo en que antiguamente la fuerza física tenía muchas más importancia para el desarollo de la sociedad y del individuo en particular, pero esta no fue nunca (si acaso en la prehistoria) la única habilidad o cualidad necesaria para la supervivencia. Desde que el ser humano desarrolla el lenguaje las habilidades de liderazgo (que no siempre coinciden con el rol del macho dominante), comunicación, diplomacia e influencia entre tantas otras destacan a individuos especiales que marcan diferencias, así como lo hace la fuerza física. Teniendo esto en cuenta yo podría extraer y enfocarme en una realidad igualmente válida: “fisiológicamente la media de habilidades comunicativas de las mujeres es mayor que la media de habilidades comunicativas de los hombres.” (fisiologicamente, si atendemos a la actividad cerebral siempre en términos estadísticos, claro)
    Quiero dejar claro que no digo esto porque me haya sentido herida en mi orgullo, no soy, te aseguro, la prototípica feminista amargada que ve amenazas machistas en todas partes, pero si quiero recalcar que tu análisis es incompleto.
    A los hombres la fuerza física y a las mujeres la moral, dices, me parece acertado. Pero entonces pasas a realzar la fuerza física como única determinante de la supervivencia, hasta el punto de afirmar que “En un mundo con magia o sin ella y una jovencita con magia o sin ella, salvo por una extraña conjunción orbital, seria rápidamente violada y maltratada por aquellos que, en teoría, eran sus compañeros de armas, en la primera oportunidad que tuvieran”. Me parece que estás ignorando el gran poder que tuvieron siempre las mujeres en la historia, aquellas que NO eran compañeras de los hombre, NO eran réplicas más débiles, NO eran sustitutas para cuando no había más hombres disponibles, sino individuos únicos e irremplazables que determinaron en algún momento el desarrollo de los acontesimientos históricos junto a los hombres. Lo quieras notar o no las mujeres han dirigido ejércitos, desde la evidencia de un cargo político o desde las sombras con los hilos de la discreción, y por supuesto hubo también guerreras, en ese mismo mundo que realmente no dependía tanto de la fuerza física sino de la destreza en muchos casos.
    Quiero leerla otra vez: “En un mundo con magia o sin ella y una jovencita con magia o sin ella, salvo por una extraña conjunción orbital, seria rápidamente violada y maltratada por aquellos que, en teoría, eran sus compañeros de armas, en la primera oportunidad que tuvieran”. Creo que esa afirmación es un poco exagerada, porque han existido guerreras respetadas y admiradas, por nombrar, Juana de Arco.
    Y si además hablamos, ya no de historia sino de literatura fantástica, la fuerza menos aun pordría convatir con las tantas habilidades extras que podría procurarse cualquier persona más débil que otra para vencerla.
    Para terminar, quiero comentar tu última frase: “en los mundos antiguos, el dominio de un sexo sobre otro tiene una razón histórica y biológica, que no la igualdad.” Me parece que otra vez caes en el engaño de considerar la fuerza física como única habilidad útil para el dominio y la supervivencia. Una cosa es querer ser políticamente incorrecto, que está de moda, y otra ignorar las evidencias que no convienen en el discurso sobre la fortaleza, la supervivencia y el poder.

  6. Lustorgan 14 Marzo 2009 at 1:16 - Reply

    Hola Celewen. Encantado de leerte por aquí.
    Esto por fin parece que empieza a ser lo que plantee en un momento dado: “temas de debate”.
    Evidentemente puede que me haya excedido en algún punto en mi exposición… las posturas tibias no dan, generalmente, pie al debate.
    Me resulta agradablemente llamativo mi frase, que has escogido para repetir dos veces, y que yo dedique a las múltiples obras del genero fantástico medieval en que grupos formados hombres y mujeres (u hombres y una mujer) combaten en pie de igualdad. Máxime porque en parte esta inspirada en las obras de una destacada feminista: Marion Zimmer Bradley. En concreto es un razonamiento similar al que llevo a Bradley a plantear la existencia de la Hermandad de la espada en la saga de novelas sobre Darkover. La necesidad de las mujeres (en clara inferioridad numérica) que deseaban combatir como soldados de unirse y protegerse, por encima incluso de bandos, de la depredación de los hombres hacia ellas.
    Me contrapones el ejemplo de Juana de Arco… una joven que por influencia mística (existían leyendas y profecías anteriores sobre una virgen que salvaría Francia) consigue el respaldo del Delfín (heredero al trono francés) para liderar los ejércitos. Eso no es combatir precisamente en plano de igualdad. Pero sobre ese punto si quieres podemos debatir más ampliamente.
    En cuanto a que la fuerza física no sea el elemento determinarte en el dominio y la supervivencia… permiteme decirte que como especie los humanos hemos sido, en ese aspecto, bastante básicos. Ciertamente en un momento puntual, basándose, ademas, en reglas de herencia o en el uso del sexo, para controlar a lo que podíamos llamar “el estado mayor” o sea los lideres partidarios, han existido mujeres que han dominado puntualmente una nacion u otra: Cleopata, Isabel I (tanto de Castilla como de Inglaterra) Catalina de _Rusia… pero te repito que han sido excepciones y generalmente dentro de un esquema socialmente machista. ¿Cuantas oficiales de guerra mujeres disponía Cleopatra? ¿Cuantas mujeres cabalgaban con Isabel la Católica en el sitio de Toledo? ¿Cuantas marineras servian en los barcos de Isabel I de Inglaterra cuando sus barcos vencieron a los restos de la Armada Invencible?
    ¿Cuando ha existido una sociedad en la antigüedad en que hombres y mujeres por igual hayan formado tanto el cuerpo político como el cuerpo militar de forma uniforme? Pues ese es otro tema… salvo excepciones muy puntuales la mayor parte de los cuarenta siglos de historia huma anteriores al siglo XIX la base del poder político han sido los ejércitos. Y la base de estos el uso de la fuerza.

  7. Anarwinna 15 Diciembre 2009 at 1:30 - Reply

    E sea, que aquí todo se justifica por la fuerza física??? No lo entiendo, de veras. Además, no creo que a la fuerza tenga que haber en las obras de fantasía épica un claro héroe “macho-dominante”.
    Si bien es cierto que BIOLOGICAMENTE, el hombre es más fuerte que la mujer, no justifica en absoluto que tengan que ser los “portadores del dominio” por algo tan burdo y simple como la fuerza física. Recuerden, señores, que lo que mueve los imperios es la astucia y la inteligencia, no la fuerza física.

  8. Lustorgan 15 Diciembre 2009 at 23:36 - Reply

    Algunos casos históricos han existido, ciertamente amiga Anarwinna, de dominio de una mujer sobre un Imperio, por muy machista que este fuera.
    Podemos citar Cleopatra, Nefertari, Isabel I de España… incluso el mantenimiento del reino por parte de Penelope durante la ausencia de Ulises.
    También algunas como Agripina que reinaron en la sombra… pero una cosa es dirigir un Imperio y otra muy distinta empuñar la espada siendo un soldado de base o aventurero.
    Y si de las primeras, en la historia, han habido pocas, de las segundas menos… y su final no suele ser agradable, como el de Juana de Arco, quemada por bruja por los (aún) católicos Ingleses.

    Lo que pretendo plantear es que no podemos asumir y definir una sociedad primitiva o medieval como la histórica y en ella desarrollar una acción sexualmente igualitaria, como en la sociedad del siglo XXI o aun más avanzada.

  9. Anarwinna 16 Diciembre 2009 at 2:35 - Reply

    UHMM… es interesante, de hecho, lo que tu dices. Por que no te planteas, que, si las mujeres recibimos la debida formación no podemos ser tan buenas en la guerra como los hombres?
    Los antiguos nórdicos (o vikingos, como quieras llamarlo), adiestraban a sus mujeres por si se pudieran dar posibles incursiones a sus granjas o a sus casas mientras ellos salían a comerciar.
    Y, bueno, está el caso más llamativo y que suele pasar desapercibido pero que movió un imperio entero. Me refiero a Boudica, reina de los Icenos. Ella era una maestra guerrera y su ejército estaba formado tanto por hombres como por mujeres. Las primeras batallas, salieron ganando los icenos (el pueblo de la susodicha reina) ya que la Reina conocía muy bien las estrategias de los romanos. En la última batalla no tuvieron esa oportunidad, ya que el ejército se desmandó de la táctica guerrea y acabaron ganando los romanos. Estos, cuando se encontraron con el poblado bárbaro de los icenos, no podían asimilar que en los ejércitos formados hubiera tanto hombres como mujeres. Y tenían el mismo excepticismo que tu demuestras.
    Hai un libro muy bueno que habla sobre estos hechos: EL IMPERIO DE LA REINA (cuyo autor es un hombre, por cierto).
    Respectando siempre las opiniones, no me puedo creer que a día de hoy se siga pensando de esa manera que tu expones (con muy buenos argumentos, dicho sea).
    De todas formas, tengo amigas (féminas) que practican artes como boxeo, esgrima u otros considerados “masculinos” que saben luchar tan bien como un hombre o casi mejor en algunos casos.
    No valen tus argumentos. Si la mujer no pudo luchar en los ejercitos fue causa de la sociedad machista, no causa de que no pudieran alzar una espada y lanzarse contra el enemigo.
    Leed por otro lado las leyendas nórdicas y vereis como está poblado de heroínas guerreras (walkirias,la reina Brunilda…).
    Las mujeres podemos luchar en ejércitos auqnue no tengamos la misma FUERZA BRUTA que un hombre.

  10. Lustorgan 16 Diciembre 2009 at 22:53 - Reply

    Las leyendas griegas también daban protagonismo a sus diosas, pero luego eran los varones los que hacían la guerra.
    En realidad Boudica y los Icenos son un ejemplo en el que se podría basar una sociedad igualitaria, pero la mayoría de los libros de Fantasía Mágica se basan en modelos tipo Imperio romano o Edad Media europea, con los que no son coherentes los modelos igualitarios.

  11. Jose Gallardo 19 Marzo 2010 at 13:32 - Reply

    Hola, soy nuevo aquí. He leído este artículo y me ha parecido muy interesante, sobre todo por el debate, ya que es algo que sigue vigente en uestra sociedad, pero soterrado. Yo, personalmente, creo que existen claras diferencias (que no ventajas) tanto biológicas como culturales entre hombres y mujeres. Quiero decir que creo que ambos sexos son complementarios (opinión muy manida, también es cierto), por eso no estoy a favor de que se equiparen, hay aspectos en los que las mujeres son, con diferencia y por norma general, mucho mejores que los hombres, y viceversa (y no me refiero a capacidades físicas, si un hombre es más fuerte que una mujer, puede que no lo sea contra cuatro mujeres; y problema solucionado). Pero aquí, lo que se debate es si la fantasía debe guardar o no la historicidad.

    La fantasía es eso, fantasía, y como tal debe ser tratada. Desde que existe el género literario (o fílmico) lo que ha expresado la fantasía es la necesidad de reencontrar en lo que no existe un consuelo para lo que sí existe. Por ejemplo, “El señor de los anillos” reclama (por ser escrito entre 1937 y 1949) una vuelta a la cordura, volver a redefinir los parámetros de lo que está bien y lo que está mal. Quiero decir, a nivel histórico, por señalar un ejemplo, los Uruk-hai, ¿no son una super raza de guerreros con unos cánones muy definids?, ¿se podría leer este libro a la luz de lo ocurrido en Europa entre 1933 y 1949?, yo creo que sí. Volviendo a mi punto de partida, lo importante de la fantasía no es que nos enseñe un mundo que fue, sino que muestre el mundo que puede ser, que muestre el mundo que queremos que exista. Lo importante de la fantasía es que nos ayuda a reformar el mundo, o ¿quién de nosotros se negaría ante la posibilidad de luchar por sus ideales de justicia y orden contra un enemigo que nos supera en número si la recompensa es la gloria y el recuerdo, o, cambiando los términos, quién no lucharía para imponer un estado del caos por ser más justo que el corrupto estado ordenado y con leyes absolutistas que intenta acabar con la vida y las costumbres de poblaciones autóctonas menos desarrolladas, pero más efectivas en la guerra?. Es decir, si pudiésemos elegir, todos nosotros viviríamos en un juego de roll en el que pudiésemos desarrollarnos como queremos, en la edad que queremos, y además con los beneficios de la resurrección, posibilidad que existe en algunos juegos. Vuelvo a decirlo, lo bueno y grande de la fantasía es que nos muestra el mundo que queremos ver (esto no quita que también haya novelas malas de fantasía), por lo que si en una novela hay igualdad de géneros, o incluso un predominio de la mujer, no me importa, porque es sólo un deseo puesto por escrito en forma de novela. Creo que no hay que leer las novelas de fantasía en base a la historicidad, sino teniendo en cuenta su coherencia, teniendo en cuenta que el mundo creado sea coherrente y esté bien fraguado. Un saludo y ánimo, me parece una muy buena iniciativa ésta, en donde podemos debatir.

    P.D: También he visto muy buenos argumentos en muchos comentarios, que os vaya bien.

  12. Lustorgan 20 Marzo 2010 at 0:58 - Reply

    Interesante punto de vista. Esa es mi idea, aunque prefiero la coherencia realista, lo que no quiere decir que solo los hombres puedan ser aventureros, sino que la sociedad debe ser tal que permita los roles que se usen, o la discrepancia social debe mostrarse en las características del personaje.

  13. Virginia 21 Abril 2011 at 10:27 - Reply

    He leido una novela fantastica que ha salido hace poco, es corta y muy atrapadora, la leí rápidamente, se llama Amina, el comienzo de un largo viaje. El personaje principal es una niña, Amina, quien se enfrenta con las fuertes tradiciones machistas de su tribu, es una heroina pero lo más interesante de todo ello es como esta desarrollado el personaje, es muy humano, muy real. Además se enfrenta a situaciones increibles que me produjeron imagenes muy impactantes. Como su nombre lo indica es el comienzo de un largo viaje, yo estoy enganchadisima y ya quiero que salga el segundo número de esta saga. La pueden encontrar en http://www.vicensjordana.net/blog/?p=3

  14. demonio 30 Mayo 2011 at 15:50 - Reply

    Todo dependería de la historia que me estén contando y cómo. Pocas cosas revientan tanto como ver a la niña mona de turno tumbando un tío de 100 kilos de un puñetazo (o aguantándole los mandobles de espada como si tal cosa) en aras de una pretendida “igualdad” políticamente correcta que no causa más que risa, y si tienes mala leche, ganas de vomitar.
    (Y lo digo yo que soy mujer excepcionalmente fuerte físicamente.) Pero si la niñamona puede hacer eso, al menos exijo que me lo expliquen. Que es una una Slayer (Cazavampiros con fuerza demoníaca independiente de su aspecto físico) o un superhéroe (no se, tipo los de la Marvel) y si no, no-es-creíble y por lo tanto es ridículo y estropea cualquier historia. La fantasía no se trata de romper la verosimilitud ¿verdad? Gran error que por desgracia se comete mucho.
    Un niño pequeño se da cuenta de ese tipo de errores, cuando lee un cuento de patitos. Parece que muchos escritores adultos y guionistas de series y películas no han aprobado el parvulario narrativo, lamentablemente.

    Y ´par acentrar de nuevo el tema, que todo depende de sobre qué estemos tratando el tema de fantasía. Por ejemplo un mundo totalmetne imaginario, de tintes pasados o futuros quepuedes hacer a tu antojo, puedes inventar algo si deseas meter otro tipo de sociedad o incluso de fuerza física igual a todo el mundo. O lo que sea, que lleven exoesqueletos y enconces qué más da.

    Una fantasía sobre la antigua grecia pues en fin, unas normas estrictas narrativas, com oen fanfiction, el canon es el canon: las señoras o de putas o en sus casas, y los amores entre varones y guerreros que son los dominantes y los que luchan y para de contar.

    Un saludo.

  15. Lustorgan 4 Junio 2011 at 23:27 - Reply

    Excelente aportación. Es lo que yo digo: una mujer puede ser fuerte, pero no sera grácil y “femenina”. En una sociedad, por la fuerza bruta, pueden mandar las mujeres, pero, como pasa entre los Drow de Reinos Olvidados, porque son, o lo llegan a ser con el tiempo, más gruesas, grandes y fuertes que los varones.

  16. Doly 12 Junio 2011 at 1:02 - Reply

    Todo lo que dices es muy lógico, pero si estás hablando de fantasía épica, estás hablando de fantasía y no tiene porque ser biológicamente correcta, si no nos enseñan a los personajes haciendo de vientre o charlando sobre el tiempo, tampoco tienen porque preocuparse de la fuerza que requiere tensar un arco (a no ser que realmente eso tenga algo que ver en la historia, como el caso de Penélope), en un mundo donde hay enanos y magia la mujer puede ser lo que el escritor quiera que sea, seguramente no sería muy correcto ver a una mujer guerrera con un cuerpo de 50 kilos empuñando un mazo de 35, pero vamos ¿Acaso en algún momento de la historia un dragón ha arrasado una aldea?

    Yo personalmente pienso que si los libros de fantasía son “machistas” (entre comillas porque no creo que lo sean) es por que la mayoría se basan en una sociedad, la medieval, que era machista, no porque quieran hacerlo biológiamente correcto.

  17. Lustorgan 16 Junio 2011 at 21:39 - Reply

    ¿No biológicamente correcta? o quieres decir o biológicamente idéntica al mundo real.
    Nada tengo que oponer a una mujer, o un hombre que también puede ser un alfeñique, de 35 kilos empuñando un mazo de 50, si lo hace mediante la magia, sea propia o del mazo, pero sin justificación… Paso. Para eso ya esta Dan Brown.
    Otra cuestión es la cortedad de mira de algunos autores de fantasía, que efectivamente se limitan a copiar la sociedad medieval sin más, aunque hay que reconocer que hay excepciones: los DROW de Reinos Olvidados son una sociedad matriarcal, donde las mujeres son más corpulentas y fuertes, también en lo que respecta a la magia, que los varones. Ese es un ejemplo de coherencia que podría llevarse a otras sociedades fantásticas, sin necesidad de ser malignas ¿o es que el propio machismo de los autores obliga a lo segundo?

  18. Froidwood 6 Julio 2011 at 18:22 - Reply

    No estoy muy seguro que la sociedad Drow de Reinos Olvidados no sea machista. Por supuesto no lo es en el sentido de que las mujeres no pueden hacer lo mismo que los hombres, pero si lo es en el sentido de que todos los males de esa sociedad tienen que ver con mujeres.
    La saga de la rueda del tiempo, de Jordan, me parece un buen ejemplo de literatura fantástica basada en lo medieval pero que la transciende, dando personajes femeninos muy interesantes y para nada menospreciados. Juega mucho con la típico disputa entre sexos, criticándose unos a otros, pero en ningún momento se juzga que una mujer no sea igual que un hombre.

  19. Lustorgan 6 Julio 2011 at 22:43 - Reply

    Eso sería como acusar de feminista a todas las sociedades malvadas de los reinos a excepción de los drow, donde mandan más los varones y donde ellos son los causantes de todos los males.
    No niego que pueda existir un cierto machismo en el hecho de perfilar con más detalle la sociedad drow, de entre todas las malignas, pero esa sociedad no es machista sino matriarcal. Y curiosamente es un aspecto biológico lo que la determina: las mujeres son mayores (en tamaño) y más fuertes.
    Por otra parte Jordan en sus sociedades mágicas suele ser bastante igualitario, pero coherente, dado que elimina la fuerza física al sustituirla por la magia y esta se distribuye de forma uniforme entre hombres y mujeres.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina