Plagios, fanfic y poesías…

José Bau 28 Mayo 2013 0

Este pasado sábado saltaron varias alarmas entre mis amigos, sobre todo en Facebook, pues allí es dónde tuvo lugar el asunto, debido al plagio, bajo el nombre de adaptación que estaba sufriendo la novela de una amiga mía: Pétalos de papel de Iria G. Parente y Selene M. Pascual.

Al parecer la individua que estaba publicando su novela, sin más cambio que el del personaje protagonista por el nombre de otro, creo que hasta conocido (es decir famosillo) es lo que se conoce en Méjico como adaptación, según la propia interfecta le acabó confesando a las autoras, a la vez que aceptaba retirar todas las publicaciones.

El caso es que en la tertulia del domingo me sirvió para tratar el tema y preguntarles a unos amigos mios si ellos pensaba que los fanfic (a alguno tuve que explicarle lo que era un fanfic) eran plagio u homenaje.

Es cierto que en ello dejé un poco de lado el caso (pues esta adolescente no escribió algo en el mundo creado por Iria y Selene, sino que literalmente copió su obra) pero esperaba que no demasiado.


Lo que me sorprendió fue la salida de uno de mis amigos cuando me comentó que visto desde ese punto de vista, puesto que yo tampoco tenía el permiso de los autores, podía estar cometiendo el mismo tipo de plagio con las poesías. Cosa que naturalmente negué de inmediato.

Es cierto que no son mías. Que estrictamente hablando en ninguno de los dos casos tengo los derechos, pero…

Para empezar algunas son de mi abuelo, o así figuran como tal en las libretas que a mí han llegado. Otras son recopiladas por mi abuelo, supongo, de ahí que figuren nombres. He buscado algunos (no todos, lo reconozco) de los nombres en internet y también algunas de las poesías. De los primeros únicamente de uno encontré una referencia a un escrito humorístico de finales del siglo XIX. De las segundas , nada. Únicamente días después de la publicación, mi propia publicación.

Por otra parte mi abuelo, profesor de literatura en los años 20 y 30 del pasado siglo, murió en 1940, es decir hace setenta años. Con lo cual es posible que muchos de los derechos se hayan extinguido… otros es posible que no, pues es cierto que él murió joven. Pero en todo caso si alguien mantiene aún derechos sobre cualquiera de las poesías por él recopiladas y que no figuran como de su autoría no tengo ningún problema en retirarlas, si así lo piden. Quizás ello me lleve a conocer algo más de un abuelo que ni mi propio padre llegó a conocer.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina