1984 de George Orwell

José Bau 22 febrero 2017 0


1984 de George Orwell

Últimamente estoy leyendo poco. La documentación de mi último proyecto, la revisión del anterior y las labores de casa en las que me han dejado prácticamente solo, me dejan poco tiempo para leer, así que voy a tirar de biblioteca para las reseñas y como es lógico voy a empezar por un libro del que hay mucho que hablar: 1984 de George Orwell.

La novela escrita en 1948 (de ahí el juego con los dos últimos dígitos del año) es una de las más críticas con la «izquierda real», junto con Rebelión en la granja del autor perteneciente a la llama «izquierda conceptual». Y es que cuando Orwell se tuvo que enfrentar a los gobiernos de la izquierda radical, desde fuera el de la Unión Soviética y desde el interior el de la Segunda República Española, percibió que de lo que se predica a lo que luego se aplica media un mundo de distancia, un mundo mayor cuando más igualdad y menos libertad se predica.

Por desgracia somos poco dados a aprender en cabeza ajena y menos dados aún a aprender las lecciones en cabeza propia, cuando quien las imparte es alguien al que podemos acusar de ajeno, con lo que las escenas y hechos que llevaron a escribir ambas obras a Orwell poco después de pasar por España, y más concretamente por la guerra civil española, donde participó como voluntario, posiblemente acaben repitiéndose de una forma u otra.

Ficha bibliográfica:

Título: 1984

Fecha de publicación original: 8 de junio de 1949

Autor: George Orwell

Editorial: Harvill Secker

Idioma original: Idioma inglés

Personajes: Gran Hermano, Winston Smith, Emmanuel Goldstein, Julia, O’Brien, Syme

Género: Ficción utópica y distópica, Political fiction, Social science fiction

Sinopsis:

Inquietante interpretación futurista basada en la crítica a los totalitarismos y a la opresión del poder, situada en 1984 en una sociedad inglesa dominada por un sistema de “colectivismo burocrático” controlada por el Gran Hermano. Londres, 1984: Winston Smith decide rebelarse ante un gobierno totalitario que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento. Consciente de las terribles consecuencias que puede acarrear la disidencia, Winston se une a la ambigua Hermandad por mediación del líder O’Brien. Paulatinamente, sin embargo, nuestro protagonista va comprendiendo que ni la Hermandad ni O’Brien son lo que aparentan, y que la rebelión, al cabo, quizá sea un objetivo inalcanzable. Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, 1984 es una de las novelas más inquietantes y atractivas de este siglo.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina