No me gusta escribir

José Bau 22 Junio 2017 0


No me gusta escribir

Puede parecer irónico tratándose de un blog de literatura y teniendo una novela publicada que ponga la frase que encabeza el artículo. Y no es una broma de las de elimino el «no» y me quedo con el «me gusta escribir». No.

Estas reflexiones vienen a raíz de un artículo de José de la Rosa, que me llegó al compartirlo Inna Gilles en Facebook. Y por otra parte contiene una gran verdad que afecta al principio de mi etapa educacional.

Leer antes de escribir

En mi infancia era un gran lector. A los nueve años me había leído gran parte de los libros que había en casa y a los doce la práctica totalidad. Y eso incluye a autores tan variados como Julio Verne, Blasco Ibáñez, Lope de Vega, Cervantes, Rafael Perez y Perez, Agatha Christie, George H. White (Pascual Enguidanos) A. Thorkent y Alex Towers (Ángel Torres Quesada), Lou Carrigan (Antonio Vera), Marcial Lafuente Estefanía, Ramon J. Sender, John Le Carré…, incluso algunas de Corín Tellado.

Sin embargo, en aquellos tiempos, aunque ya ejercitaba mucho mi imaginación, no redactaba demasiado. Y menos para que leyesen otros. Principalmente porque implicaba hacerlo con buena caligrafía, algo que odio. No solo la caligrafía influía, pero sí era la principal. Hasta el punto que mi diario personal ni yo mismo lo entiendo. De aquellos tiempos, claro.

Crear antes que escribir

Lo que en realidad me gusta es crear, imaginar, inventar. Por ello mi contacto con el rol en la universidad fue algo así como un flechazo. Empecé a jugar un día… antes de un mes ya estaba dirigiendo partidas en mi propio mundo. En el que entonces se podían ver los «alfileres del hilván» si se rascaba demasiado. Pero que rápidamente fue tomando forma.

Siempre he tenido interés por la historia. Pero esta época me obligo a investigar algo de economía, política, estadística (distinta de la del plan de estudios). También otras disciplinas que aportaron variedad a una formación meramente técnica.

Al borde del Caos de José Bau

Escribir para compartir

Aún en época universitaria llegué a escribir varios cuentos ambientados en los mundos que usaba para las partidas de rol. Nunca consideré que jugaba cuando dirigía. Solo cuando lo participaba en partidas dirigidas por otros, en sus propios mundos. Me llegué a plantear alguna novela, pero me era más reconfortante jugarla sobre la mesa que narrarla. Fue al terminar y dejar la universidad, cunado desconectado de mi grupo de juego, empecé a relatar las historias que pasaban por mi cabeza. Después se quedaron en un cajón.

Cuentos de Khrandilhah 1 de José Bau

Únicamente la urgencia de las fechas me llevó a publicar Al borde del Caos. No quería que una historia concebida como ciencia ficción distópica se convirtiese en ucronía. Tras esto me vi obligado una temporada a e-scribir. A realizar propagan en redes sociales e incluso alguna promoción. Usaba un sistema de entradas programadas y mucho corta y pega. Porque, como os he dicho, no me gusta.

Personalmente no busco el beneficio, sino que me lean. Por ello dejé de hacer propaganda, especifica, el día que vi que en una web de descargas ilegales tenía un perfil más completo que mi propio perfil en Amazon. Y más descargas, lectores y comentarios de Al Borde del Caos que en mis propias páginas de Amazon y Facebook.

Leave A Response »

Haz divertido poema bien comprar levitra generico Cómo deshacerse de acidez sin medicina